Es el conjunto de acciones y elementos necesarios para responder efectivamente ante la ocurrencia de una emergencia; estas acciones son coordinadas y previamente definidas. El plan debe contemplar los recursos que usaremos para enfrentar dicha emergencia.

Es una guía práctica que, a través de un conjunto de orientaciones y recomendaciones para la comunidad, invita a todos los miembros de una familia a trabajar en su seguridad y a estar mejor preparados para una emergencia. Este plan requiere de la coordinación y participación de todos en la familia, sean hombres, mujeres, niños y niñas, además de considerar medidas para personas con movilidad reducida y en situación de discapacidad (por ejemplo, adultos mayores, personas enfermas o con discapacidad).

Toda la familia debe trabajar en el Plan, es de suma importancia que todos participen en el proceso de elaboración del Plan Familiar, así todos nos comprometemos con nuestra seguridad y creamos una cultura preventiva desde los más pequeños de la casa.

Son ocho sencillos pasos a desarrollar en conjunto con la familia, que permiten planificar y coordinar la respuesta del grupo familiar frente a una emergencia.

Porque nos permite organizarnos, prepararnos y saber qué hacer ante una situación de emergencia. Es importante poder identificar las amenazas y reducir los riesgos presentes en nuestro hogar, en el entorno social o natural. Debemos incrementar la seguridad en la familia, por ello es necesario asumir la prevención integralmente. Se deben considerar los mecanismos de resguardo ante diversas situaciones que, directa o indirectamente, pueden generar riesgos para la familia. Lo fundamental es anticiparse a aquello que puede poner en peligro a las personas, a la vivienda, sus bienes y el ambiente.

Sí, el Plan Familia Preparada es una guía práctica, en donde podemos desarrollar los distintos pasos para cualquier tipo de emergencia, como por ejemplo: • Accidentes que puedan ocurrir de manera cotidiana al interior del hogar. Por ejemplo, incendios, caídas, intoxicaciones, quemaduras, inhalación y fugas de gas, entre otros. • Emergencias ocasionadas por condiciones externas al hogar, ya sean de origen natural o por la acción humana, tales como inundaciones, sismos, sequía, erupciones volcánicas, accidentes con materiales peligrosos, incendios forestales y accidentes de tránsito, entre otras.

Es la posible ocurrencia de un fenómeno de origen natural o provocado por la acción humana, que puede producir efectos nocivos en las personas, los bienes y el ambiente. Como por ejemplo, un terremoto, un incendio, un aluvión.

Es aquel que se encuentra al interior de la vivienda, alejado o protegido ante un determinado peligro. Se diferencia de la zona de seguridad, que está ubicada al exterior de la vivienda.

Este es un lugar ubicado dentro una zona segura. Permite reunirse cuando una emergencia o desastre ha ocurrido y los integrantes de la familia se encuentran en distintos lugares (escuela-trabajo-hogar). Por ejemplo: Plazas, parques, sitios abiertos, canchas de fútbol, casa de familiares, etc. Se caracteriza por ser distinguible y recordable por el grupo familiar.

Se debe poner en marcha y practicar el Plan, revisando si cada integrante de la familia cumple la función asignada y si los contactos de emergencia fueron bien identificados. Es importante indicar que sólo practicando el Plan sabremos si es efectivo.